Después de todo

Después de todo el tiempo,

Que pasamos muy juntos,

Después de cada día que te miraba esquiva,

Después de tantas veces fastidiarte la vida,

Me miras, me sonríes, te vuelves y te vas.
Después de acariciar las sabanas, la almohada,

Después de hacer la cama y dormir tan cansada,

Después de haber luchado, y perdido o ganado,

Después de esa batalla, te retiras… ¡Te vas!


Con premeditación y mucha alevosía,

Con suma precisión rasgas el alma mía,

Recorres cada parte, cada espacio de mí.
Conminas mi pensar tan sólo, sólo a tí;

Difuminas el mar y en el fondo estàs tú,

Tergiversas discursos para hablarme de tí,

Y es  que hasta las estrellas me recuerdan a tí.
Casi nada ha pasado, quizás tan sólo días,

Quizás algunos meses, quizás tan sólo años,

Dormido en mi derrota, sumido en la agonía,

De dejar de abrazarte en las noches tan frías,

De dejar de besarte cuando subía el calor,

Sentado allí en la silla de la melancolía,

Me propuse a pensar en los bellos momentos

Que hemos pasado juntos, los mejores recuerdos

Que tengo de este mundo y de esta vida absurda

Absurda, burda y triste, que tengo ya sin tí.
¿Sabías que las hormigas existen en millones?

Pues ni la cantidad de hormigas en el mundo,

Son siquiera una parte de toditas las veces que estoy pensando en tí;

¿Sabías que las estrellas brillan más cuando mueren?

Pues ese brillo intenso no se ha de comparar

Al brillo tan hermoso de tus ojos de ensueño;

¿Sabías que para amarte sólo basta soñar?

Soñar que estamos juntos, los dos en una casa,

Soñar que nos esperan, un perro, tal vez dos,

Soñar que ahí en la cama, el gato con sus pelos,

Soñar que ahí en la casa, olvidamos el mundo,

Y me olvido del tiempo y te olvidas de todo,

Pues ese momento, para mí… ¡Tan sólo existes tú!
Pues sólo tú cariño, mi sueño interesante,

Sólo tú, vida mía, lo dulce de mi vida,

Sólo tú, encantadora, mi dulce melodía,

Sólo tú, mi flaquita, sólo tú, sólo tú,

Me haces muy, muy feliz…

¡Pero no te merezco! ¡Perdóname! ¡Te Amo!
Pues yo sólo Te Amo, puedo escribirte versos,

Puedo hacer centenares de poemas de amor,

Puedo cuidar tu sueño, cuando así estés dormida,

Puedo hacerte cosquillas hasta que ya no quieras,

Puedo decirte siempre, siempre que estás tan bella,

Tan hermosa y radiante, tan divina princesa,

Pero no puedo ser ese que cuente lo que hice en el día,

Pues cariño, mi día, mi día es pensar en tí,

Es pensar en tus ojos y en tu tierna sonrisa,

Es mirar cada foto que yo tengo de tí…
¡Perdóname! Perdóname pues hoy, no lo vas a entender,

Recuerda que Te Amo, todos, todos los días;

Que te pienso y te sueño, cada milisegundo,

Allá te espero cielo, allá en la eternidad,

Allá estaré esperando cuándo sea ese momento,

¡Perdóname! Te Quiero, Te Amo…

Mi dulce encantadora, mi muñequita hermosa,

Mi único, único amor… Allá te espero, vida,

Dulce Dora Rincón, nos vemos, hasta pronto,

Te espero con mis abrazos, listos para abrazarte,

Y en ese hermoso abrazo quedarnos… ¡Tú y Yo!

¡Perdóname! Mi vida, se me está haciendo tarde,

Voy de nuevo a dormir y cerrando los ojos

Voy a soñar cariño… Eternamente en tí,

¡Perdóname! ¡Te Amo! Te espero allá feliz…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s