Realidad en las rocas…

Es mágico el sentir de los deseos,

Es incrédulo el film de los desvelos,

Es innato el deseo de ese silencio,

Es como hiel y agujas, este destierro.

Es inmortal e insano este sosiego,

Es un sentido ingrato, seguir el cuento,

Es la sal de la arena, la pimienta en la carne,

Es lo amargo y tan seco, de un vino añejo,

Es lo azul de un Te Quiero, es lo rosa de un beso,

Es lo verde de un perdón y lo rojo es el precio…

Como un dulce panqué con relleno de crema,

Pues lo hueles y es dulce como miel, como azúcar,

Pero al morderlo entonces descubres algo incierto

Son las pasitas secas, algunas como tierra,

Es sabor del trago, tan seco y de repente,

Es lo seco del mundo y perder es el fallo.

Anuncios

Estos Locos Sentidos

Sesionan los sentidos

El mirar tan distante;

Escinden sentimientos

Los sentidos más finos.

Las oscuras aristas

De la vida en el mundo,

Te remontan al sucio

Declive en las personas.

Mas mi amor incesante,

Increíble y constante,

Se hace intenso y tan fuerte,

Al de cerca mirarte,

Al estarte escribiendo

Y al intentar besarte…

Y Bosque… Sos?

Y vos que sos…

Sos la espera incipiente en el nocturno frío de una noche lluviosa,

Sos la ingrata enseñanza que me decido aprender y te actualizas de nuevo,

Sos el cielo nocturno que me arrastra al vacío de pensar solo en ti.

Y vos que sos…

Sos la historia constante que se repite diario al abrir cada día mis ojos,

Sos la historia no escrito, de estas nuestras vidas que nos llena y vacía.

Y bosque… Sos…

Sos bosque pues me pierdo en los prados de tu rostro y la piel de tu torso y tus brazos y piernas,

Sos bosque pues me pierdo en la noche en tus ojos, en el día en tus caderas, en la mañana en la vereda que hallo entre tus montañas.

Sos bosque pues la primavera siempre anda contigo y me acaba el verano que me cargo conmigo.

Sos bosque los arboles frondosos asemejan tu dulce y hermosa cabellera.

Entonces, dime pronto…

¿Y vos que sos? ¿Y bosque sos?

Me Has Preguntado Tantas Veces…

Y me preguntas diario… ¿Cuánto Te Amo?

Te Amo de aquí a la Luna en una nave del tamaño de un tardígrado,

Te Amo como si me pusiera a contar los granos de arena de todo el universo,

Te Amo como si me pusiera a contar las estrellas en un cielo despejado y a pleno día,

Te Amo como de aquí y hasta el final de universo y de regreso y así, en todo caso, repetidas veces de manera infinita.

Y me preguntas que si te amo…

Te Amo como el hambriento a la comida,

Como el sediento al agua,

Como al sereno le encanta la mañana,

Como el primer latido de un embrión gestado,

Como el invierno al frío que lo hace frágil,

Así… Desesperadamente, Inexplicablemente, Inconmesuradamente, Implacablemente, Inimaginable, Infinitamente, muy fervorosa y calidamente…

Así… Así ¡Te Amo!

Me He Sentido Feliz

No te imaginas cuantas ganas tengo de hablarte,

Ni te imaginas cuanto tiempo he esperado encontrarte;

No imaginas siquiera cuanto más cada día

Cuánto más ya te extraño, cuánto más yo me engaño…

He querido encontrarte esas muy pocas veces

Que hemos coincidido en el mismo lugar,

En el mismo momento, una misma ocasión;

He querido contarte que me pasa algo extraño,

Que despierto y te pienso, que me duermo y te sueño,

Que quizá estoy despierto y te sigo soñando.

Me he sentido feliz cuando te tengo cerca,

Y aún cuando te hallas lejos, me he sentido feliz;

Pero me da tristeza encontrarte distante,

A veces inquietante y un tanto indiferente,

A veces ya quisiera contarte mi alegría,

Regalarte mi tiempo y algo más de mi vida.

Me encantaría besarte…

Me encantaría abrazarte…

Fumarme tus palabras,

Que respires las mías;

Me encantaría ser real

Para ti… Y en tu vida…

Me gustaría saber lo que piensas de mi

Y no estarme inventando las versiones así;

Te regalaría un camino de rosas,

Una casa de besos, caricias y ternura;

Te regalaría un mundo pero tú eres un mundo,

Un mundo en que quisiera…

Vivir… Siempre vivir…

Lo Peligroso es…

Cuando escucho tu voz así cerca de mi,

Cuando estamos tan lejos y en el mismo lugar,

Cuando sobran razones para abrazarte así,

Cuando pienso en corres a tus brazos, a tí…

 

Cuando lloras de pronto por un hecho fortuito,

Cuando ríes de repente, sin un motivo alguno,

Cuando despiertas lento y no hay hambre de ti,

Cuando quieres dormir y no puedes hacerlo.

 

Lo peligroso es…

Llegar hasta tu alma, es desgarrar el aire y llegar hacia ti,

Es suplir con detalles, las estrellas del cielo,

Es cambiar en tus sueños, lo que siento por tí…

 

Lo Peligroso es…

Extrañarte así tanto, tanto que ya prefiera

Morir a estar así, tu indiferente siempre,

Tú que así siempre hablabas,

Hoy esperas que yo, te platique del día.

 

Cuando me encuentro al Sol

Le pregunto por tí

Y me ha dicho que estás

Tan linda como siempre.

 

Le pregunto en las noches

A la Luna por tí

Me ha dicho que no duermes…

Te mueres al dormir.

 

Le pregunto a la única persona

Que conoce a los dos,

Le pregunto de ti y de mi,

No sabe si decirme que perdemos el tiempo,

No sabe si decirme que este absurdo silencio,

Nos desgarra en pedazos o nos eleva al cielo,

Me menciona las ganas que tengo de abrazarte,

Me menciona las ganas que tienes de besarme,

Me dice que me esperas y te espero con ansia,

Me dice que ya pronto ha de pasar el tiempo,

Que por fin ya termina, que se acaba el misterio,

Repican las campanas pues pronto pasará,

Pasará que te extraño hoy mucho más que ayer,

Pasará que Te Amo infinitamente demasiado,

Pasará que me caigo, me despierto y me digo:

-¿Aún soñando de nuevo?-, Me sonrío y me río,

Me despierto mejor y comienzo mi día,

Y espero entonces pronto que ya estemos los dos,

Para ya no caer por la orilla de la cama,

Para que me detengas o al menos no ría solo

al caerme de nuevo o caernos muy juntos

Así reirnos un poco o así darnos un beso…

Y Es Que Quisiera

Quiero ser tu Sol cada mañana,

Despertar y saber que estás ahí;

Quisiera ser la Luna de tus noches,

Quisiera ser rocio que te queda del baño

Corriendo y muy ceñido a tu cuerpo.
Quiero ser esa imagen que veas en las mañanas,

Quiero ser esa voz que te despierte,

Quiero ser esa mano que te levante,

Quiero ser la excusa de tus descansos.
Quiero llevarte al fin… Al fin del mundo,

Para que sepas que aún ahí, ahí estaré contigo;

Que no importa si es largo este camino

Te levanto y te cargo, el caso es recorrerlo

Juntos, paso a paso los dos.
Quiero hacerte de mi y así ser yo de ti,

Quiero ver tus ojitos llenos de sueños,

Quiero cumplir toditos, todos ellos

Y de nuevo y tan juntos, tener sueños los dos.
Si te puedo robar, un beso, una caricia,

Una risa o sonrisa, algo que sea de ti;

Y te regalo así un detalle increíble,

Una tarde muy juntos, una noche incesante,

Un eterno amanecer, un Sol que no se apague,

Una estrella que brille más que todas las otras;

Si pudiera robarte una simple mañana,

Una tarde, una noche, unas horas tal vez;

Pues robarte se siente aún más interesante,

Que pedirte las cosas que quiero arrebatarte,

No me gusta la idea de que seas para mí,

Sólo quiero un minuto quizá más o sea un día

Tan sólo para mí, que te olvides del mundo

Que existas para mí y existir para ti,

Porque ganas me sobran de querer abrazarte,

Pero me falta algo para poder hacerlo,

Me falta quizás chispa de intentarlo sin freno,

De intentarlo sin miedo, sin esperar que pase,

Tal vez sólo me falta así de nuevo,

Tan de pronto y fugaz, tan de nuevo encontrarte…